Restauración de fachada

La fachada es la carta de presentación de una vivienda o edificio. En muchas ocasiones una fachada desastrosa hace imposible que pensemos que detrás de la misma puede haber una residencia maravillosa, por lo que es fundamental conservarla en óptimas condiciones: no sólo por estética, sino también por seguridad. Hay veces que hay que mejorar las condiciones de saneamiento, electricidad, gas, agua… y muchas de las cajas que distribuyen estos dispositivos se encuentran en las fachadas.

reformas integrales y restauración de fachadas

Los años van pasando y la fachada es la parte de la casa que más sometida está a las inclemencias climáticas. El sol la golpea en verano y las lluvias lo hacen en invierno. A esto hay que añadir la nada desdeñable contaminación: el humo de los coches por ejemplo desgasta muchísimo una fachada. Son frecuentes las manchas y oscurecimiento de las paredes que aparecen por este motivo.

Si la restauramos por estética debemos tener en cuenta que siempre debe estar bajo la supervisión de un técnico especializado que nos dirá si es posible hacer los cambios que nosotros pretendemos. Hemos de prestar atención a que los centros de las ciudades son especialmente sensibles a los cambios y hay una normativa especial que se aplica en estas zonas. Para evitar sorpresas desagradables hay que asegurarse antes de que lo que vamos a hacer coincide con lo que queremos y lo que podemos.

Otras veces, las fachadas se restauran por seguridad. Este aspecto no es una cosa nimia ya que se trata de la parte de la vivienda que da a la calle y si cae algún trozo de material por ejemplo, pone en riesgo nuestra seguridad pero también la de las personas que se encuentren en la vía pública en ese momento. No obstante, actualmente se realizan inspecciones periódicas por parte de los técnicos del área de vivienda y fomento de los ayuntamientos que se encargan de vigilar que todo esté en orden. Las revisiones de las fachadas se hacen cada cierto número de años y si es necesaria una rehabilitación, los técnicos lo hacen saber.

La restauración de la fachada puede aprovecharse para mejorar la ventilación del hogar. Se pueden abrir mayores y mejores ventanales que propicien la entrada de aire fresco y optimicen la temperatura interna. Además, también la luminosidad se puede ver favorecida si colocamos balcones  adornados con flores y que podemos usar para recargar nuestros pulmones cuando hace buen tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>